viernes, 16 de mayo de 2008

Me llaman mrGarcia,


Me llaman mrGarcia,


Soy "internauta", aunque creo que esta expresión ya está un poco pasada de moda.

Siempre he querido estar más o menos al tanto de como va el mundo de Internet, del afán de usarlo con los amigos muy al principio, para enviarnos email, enlaces a páginas, o entrar en un chat para hablar con un colega o un/a desconocido/a. También lo usaba "personalmente" para buscar información, usar el emule para descargar música, vídeos o manuales.

Al principio era fascinante, pero enseguida los chat me empezaron a aburrir (prefiero chatear en el bar), recibir decenas de correos"cargados" de varios megas de no sé que vídeo más visto que el chiquichiqui y encima todos nos mandábamos los mismos o parecidos, agotando así las cuentas de los correos "gratuitos", cansado de buscar y buscar enlaces que luego se perdían porque había cambiado de versión de navegador o sistema operativo, o de ordenador.
En fin, empecé a quedarme sin colegas, porque cada vez que a uno se le ocurría mandarme el típico vídeo de temporada, me producía tanta irritación, que dejaba de hablarle, quitaba su nombre de mi ya pequeña lista de contactos, y si podía "cambiaba de correo", para que nadie lo conociera y me mandara tales "monstruosidades".

Tanto tiempo "perdido" en efímeros mensajes y una Web que ofrece portales demasiado grandes para encontrar nada, o demasiado pequeños para encontrar algo. Me ha hecho pasar un largo momento de ostracismo ante Internet.

Mis pinitos en el mundo más técnico han sido más o menos "igual". AL principio todo parecía fácil y posible, pero al conocerlo un poco más, vi que no era tan fácil ni posible. El montar una página Web personal es practicamente "inútil", ya que al ritmo que crece Internet, cualquier pequeña página no tiene ningún tipo de interés, y solo entra algún verdadero colega el día que le insistes mucho. Para hacerla más atractiva hay que darle caña a otras cosas. Usar JavaScript ya era algo "complicadillo", luego venían php, y al final Ajax. Imposible ya pasar de aquí. Mis neuronas explotaron en los vacíos del cosmos Ajax.

Así que un poco rebotado vuelvo al principio de los tiempos y veo que de repente, todo ha cambiado. Hay herramientas hechas que le permiten a cualquier "profano" montarse un Blog, Web, base de datos o lo que quiera. ¿ Pero bueno, y en que mundo he estado yo ? la única respuesta es que he estado en "mi mundo" nada más, no he compartido esa experiencia con nadie y ya está borrada de mi recuerdo.

¿Triste y desolador? Con no sin algo de escepticismo, "jugueteo" con estas nuevas "ondas" y de repente empiezo a comprender esto de Red Social y me quedo asombrado del cambio socio-cultural que suponen. Veo que algo nuevo se puede hacer. Quiero hacer un "reset" y empezar de nuevo, tomar las nuevas herramientas como base y ver hasta donde podemos llegar. Estoy en el km 0 de esa etapa, empiezo a usar esas herramientas nuevas. ( este texto lo estoy creando integramente con Google Docs, ya que tiene un resultón corrector ortográfico) y luego lo pasaré a mi Blog.

Que nadie se extrañe si unos días soy "devoto" de estas nuevas tendencias y otros esté escéptico o incluso enfadado. Internet tiene su lado bueno y malo, hay que hablar de los dos y a mí me gusta hacerlo. Puedo parecer un poco con doble personalidad, pero amante y enemigo de Google, usaré en esta primera etapa, toda la potencia y experiencia que pueda tomar del gigante buscador pero intentaré experimentar con cualquier otro entorno social que sea digno de mantener y promocionar.

Intención de próximo blog.
¿ Si no puedes a tu enemigo te unes a el ?


mrGarcia

1 comentario:

Jesus Molina dijo...

La verdad es que no he leído entera tu biografía, mrGarcia, sin embargo, someramente, puedo comentarte que no estás solo: muchos compartimos la negación al adocenamiento que incrustan (que significa meter a la fuerza) en nuestras vidas las diferentes fuerzas mediáticas que se han autoproclamado, no sin cierta pomposidad, en dirigentes de nuestras vidas, a las que no le dan más sentido que un valor numérico, excepto si te separas de su línea directriz dictatorial: entonces eres un peligro para su sistema.
Cuenta conmigo. Jesús Molina.